Velázquez

El verdadero descubrimiento de lo que era y representaba la pintura de  Diego Rodríguez de Silva Velázquez (1599-1660) fue ya obra del siglo XIX. Las colecciones pictóricas del patrimonio real pasaron a ser propiedad nacional y quedaron integradas en el Museo del Prado, fundado en 1819. Paralelamente, su obra fue redescubierta por Goya, sobre el cual iba a tener gran influencia, como más tarde la tuvo sobre Manet -que le nombró «pintor de pintores»- y el impresionismo en  general.  La trayectoria de Velázquez puede ser considerada como una constante investigación de la relación entre la pintura y la naturaleza, en la que la pincelada toma el papel principal. A medida que la desarrolló, logró un naturalismo físico y psicológico sin precedentes con pinceladas progresivamente más pronunciadas y más elegantes, consiguiendo efectos milagrosos de ilusión con una técnica condensada y asombrosa, basada más en la deducción que en la elaboración del detalle. La síntesis de la vida y la obra de Velázquez que el profesor  Santiago Alcolea i Gil realiza en este libro ofrece al lector una amplia panorámica de uno de los creadores más señalados de la pintura universal.   Autor: Santiago Alcolea i Gil Idioma: Español Encuadernación: Tapa dura Páginas: 128 pp. Dimensiones: 22'5 x 2 x 29 cm Editorial: Ediciones Polígrafa 
£14.00
£14.00

Descubre más