Yves Klein - Obra, escritos

Hijo de los pintores Fred Klein y Marie Raymond,Yves Klein conquistó la escena artística europea en los ocho años que duró su breve carrera, de 1954 a 1962. El lema que adoptó como miembro de la Orden de los Arqueros de San Sebastián «¡Arriba el color! ¡Contra las líneas y dibujos!» es, además de un enunciado freudiano, una auténtica proclama de su forma de entender la práctica del arte. Klein trabajó en París, en un ambiente intelectual dominado por el existencialismo, durante el apogeo de la abstracción geométrica y del arte informal, anticipando muchos movimientos de la vanguardia postbélica como el arte minimalista, el arte conceptual y el performance art. A pesar de haber compuesto una sinfonía «monotona» ya en 1948 («cuyo tema es lo que quería que fuera mi vida»), su primera obra fue Yves: Peintures, un libro de artista editado en noviembre de 1954, en el que, parodiando los catálogos tradicionales, realizó una serie de intensos monocromos vinculados a distintas ciudades en las que había vivido anteriormente. En series posteriores, el artista realizará monocromos en naranja, amarillo, rojo y rosa, pero fue en 1957 cuando inauguró las series de monocromos más características de su obra, utilizando un azul ultramar de invención propia. En los últimos años de su carrera, con sus pinturas corporales o antropometrías registró la energía física del cuerpo mediante un pigmento patentado por él mismo y conocido con el nombre de International Klein Blue (IKB), a la búsqueda de la espiritualidad inmaterial a través del color puro. Autor: Klaus Ottmann Idioma: Español Páginas: 160 pp. Dimensiones: ‎ 29 x 22'5 cm Editorial: ‎ Ediciones Polígrafa Encuadernación: Tapa dura Conservación: Puede presentar marcas y ligeros desperfectos
$44.00
$44.00